Entrevista: El Ministerio de Educación también necesita modernizarse

FO.jpg Entrevista realizada por Katerinne Pavez, publicada en el diario La Nación, lunes 10 abril 2006. Se reproduce a continuación. José Joaquín Brunner describe los obstáculos que impiden una enseñanza igualitaria ?El Ministerio de Educación también necesita modernizarse? Como director del Programa de Educación de la Fundación Chile, cree que los factores que inciden en la desigualdad de la educación vienen desde la cuna. Pero también identifica causas claras y perfectibles, además de soluciones. Entre ellas, aumentar los recursos para subvención escolar y que el ministerio del ramo mire y trabaje sobre los estudios que ya tiene en su escritorio. La Nación Katerinne Pavez -El ministro Martín Zilic dijo que llegó el momento de ?reformar la reforma?. ¿Usted también cree que estamos en ese minuto? -La reforma es un proceso continuo, que avanza sumando cambios e innovaciones y que, a la luz de la experiencia y las evaluaciones de sus resultados e impacto, debe ir corrigiendo su propia trayectoria. Tiene un eje central permanente -extender el derecho a la educación a todos los niños y jóvenes- y múltiples desafíos de equidad, calidad y efectividad que van cambiando y tornándose más complejos con el transcurso del tiempo. Aún los países desarrollados con sistemas escolares exitosos están permanentemente revisando y reformando sus sistemas, como ocurre en Gran Bretaña, Corea y Finlandia. Con mayor razón Chile, un país de grandes desigualdades, con un nivel de ingreso todavía mediano y cuya educación se halla todavía lejos de los estándares internacionales. -¿Por qué el cuestionamiento a la municipalización es tan reciente? -Puedo imaginar que se debió al hecho de que la función del Gobierno no es cuestionar sino actuar. Y a partir del año 1990 los sucesivos gobiernos han actuado de muchas maneras para mejorar el sistema municipal y, en general, subvencionado: extendiendo la jornada escolar, mejorando las condiciones de trabajo e ingreso de los docentes, impulsando la evaluación de su desempeño, extendiendo el SIMCE, apoyando a las escuelas rurales y urbanas de menor rendimiento, modernizando el currículo, introduciendo las tecnologías de información en los establecimientos, favoreciendo la retención de alumnos en riesgo de desertar, cambiando la forma de designación de los directores y elevando sustancialmente la subvención por alumno. -El libro ??Hacia un sistema escolar descentralizado, sólido y fuerte?, realizado por el propio Mineduc reconoce que el sistema falla en todos sus estamentos...¿Cómo se puede mejorar entonces? -Siguiendo varias de las recomendaciones que el propio estudio sugiere y otras que gozan de suficiente consenso en la sociedad chilena. Mayor autonomía para la gestión de los establecimientos municipales junto con mayores exigencias y apoyos para ellas. Directores con facultades claras para gestionar los recursos humanos de su establecimiento. Aumentar el valor de la subvención escolar para todos los alumnos y diferenciar, a partir de allí, su monto a favor de los alumnos que provienen de hogares de menores recursos. Determinar estándares de logro curricular y reforzar las competencias didácticas de los docentes para que todos sus alumnos puedan alcanzarlos. - ¿Cree usted que ha faltado voluntad política para instalar antes el tema de la calidad de la educación? ¿Por qué la calidad no se ligó a cobertura desde un principio? -En la práctica, la expansión de la cobertura ha ido de la mano, permanentemente, con la preocupación por la calidad. Basta mencionar aquí los programas P-900, de mejoramiento de la educación rural, de Liceos Montegrande, planes de capacitación docente, JEC, SNED, etc. De hecho, se ha producido una notable expansión de la matrícula desde el año 1990 hasta ahora sin que los resultados escolares hayan caído, como debió ocurrir desde el momento que estaban ingresando al sistema subvencionado los niños y jóvenes con menor capital cultural heredado y con mayores dificultades de aprendizaje. Puede no ser un logro espectacular, pero es un logro igual. Otra cosa es que todavía nos queda un largo y empinado camino que recorrer. - ¿Qué reformas requiere el Ministerio de Educación? ¿Qué autocrítica deben hacerse las autoridades del ramo ante las deficiencias en este ámbito? Las deficiencias de la educación tienen raíces sociales y culturales que se hallan radicadas en la estructura de la sociedad, en las pronunciadas desigualdades entre los hogares, en las brechas de conocimiento y capital cultural entre las familias, en las muy desiguales trayectorias de socialización de los niños durante los cinco primeros años de vida según su origen socio-familiar. Para contrarrestar éstas, que son las causas más profundas de nuestro déficit educacional, se requiere contar con escuelas efectivas, capaces de compensar las desigualdades de origen socio-familiar y de llevar a todos los alumnos a lograr estándares adecuados de aprendizaje. Con el fin de avanzar hacia esa meta el Ministerio necesita, él también, reformarse y modernizarse. Por ejemplo, necesita contar con un sistema de supervisión y apoyo a las escuelas que hoy no existe. Necesita usar y difundir mejor la información proveniente del SIMCE y avanzar hacia formas de medición del valor agregado por los establecimientos. Necesita impulsar esquemas para la formación de directivos y líderes educacionales y convenir con las universidades programas más exigentes y de mayor calidad para la formación inicial de los profesores. -Con el sistema tal como está ¿es posible afirmar que los niños pobres están condenados a no poder superarse? -Con el sistema tal como está hay una proporción de niños provenientes de hogares pobres que salen adelante, obtienen resultados razonables, aprenden, se superan y se empinan sobre el nivel educacional que habían alcanzado sus padres. El problema está en que los establecimientos que muestran este alto grado de efectividad son todavía poco numerosos, lo que perjudica y frena el desarrollo de miles de otros niños y jóvenes de familias con escasos recursos. Aumentar el número de escuelas efectivas en el país es, por tanto, el gran desafío que tiene el sistema. Se puede hacer. Allí debería el país focalizar ahora sus esfuerzos y decidirse a invertir más, al mismo tiempo que el Gobierno se encarga de mejorar las condiciones de funcionamiento del sistema subvencionado, de gestión de los establecimientos y de desarrollo de las capacidades de profesores y directivos. LN
|

Comentarios

¿Qué se espera del sistema de Supervisión Ministerial? ¿Cuál es la Supervisión que, a su juicio, debiera existir? La Supervisión se encuentra en un proceso de cambio de rol, donde muchos aspectos de la nueva consigna no se ajustan a los instrumentos de gestión. Así, después de más de una década que asesoró la implementación de programas diseñados centralmente, hoy se le demanda que asesore técnicamente procesos institucionales con foco en lo curricular. Para ello se ha invertido en perfeccionamiento en servicio y la habilitación de un sistema de monitoreo. No obstante, muchos de los instrumentos de la anterior lógica se siguen implementando, generando sobrecarga de tareas y debilitando este nuevo rol. Con todo, los resultados SIMCE muestran que las escuelas focalizadas por el MINEDUC mejoran más (y no empeoran) en porcentajes importantes, como lo hacen las escuelas similares que no reciben apoyo ministerial.
"La reforma es un proceso continuo, que avanza sumando cambios e innovaciones y que, a la luz de la experiencia y las evaluaciones de sus resultados e impacto, debe ir corrigiendo su propia trayectoria. Tiene un eje central permanente -extender el derecho a la educación a todos los niños y jóvenes- y múltiples desafíos de equidad, calidad y efectividad que van cambiando y tornándose más complejos con el transcurso del tiempo." Estoy en total acuerdo con lo manifestado. Creo en ello y por lo tanto, me parece de una enorme importancia que se revise la:- formación docente ( un profesor no solo debe ser formado para "pasar materia"), _ la subvención por alumno( es imposible pensar que, el dinero recibido en el sector municipal va a tener el mismo efecto que el que recibe el particular subvencionado ( el dinero de la subvención + la cuota mensual que debe pagar el apoderado)). - En cuanto o los directores, hay muchos problemas para su elección, ya que por un lado,los que se eligen son siempre los que son serviles al jefe de DAEM del momento. Cómo demuestro lo que digo, Se forma una comisión, participan en ella : el director del DAEM, un director, un apoderado y un profesor de la escuela. Esta comisión elabora las reglas, porcentajes,etc. (¿ qué conocimiento tiene ese apoderado ? ). Se exige un 50% de desempeño profesional,( tu jefe directo elabora un informe), dónde queda el perfeccionamiento (20%) Podría enumerar muchas situaciones, pero creo que uds. las saben. Quiero decir, que en el tema de la educación, el ministerio debiera tomar un rol (modernizado por supuesto)mucho más protagónico en los colegios municipalizados, ya que ellos son los que nacesitan que la EQUIDAD llege.
Introducidos en los quehaceres de los establecimientos, claro, los directores, los docentes y los recursos son cuestionados. La historia de la formación se supera con perfeccionamiento eficiente y efectivo, lo cual es claramente demostrable que no ha sido así, y también preocupándose de los futuros profesores con mejor formación y no sólo mejores planes de estudio o curriculum (mejores profesores de futuros docentes). Más facultades para los directores es una necesidad imperiosa, que requiere solución inmediata - fast track! Mayores recursos? si, pero no menos con más, ni más con menos! ¿Cuál es el diseño de estrategias que se requiere para convencerse que el actual esquema no sirve? Se ha podido leer a un ex-mineduc en estos días asegurar que: "Sólo convendría masificar una estrategia que haya sido exitosa en "todos" los casos en que se aplicó correctamente (en comparaciones pertinentes), que no dependa de una supervisión continua y que no ocasione rechazo de los profesores." Más adelante declara: "Más adelante se podrían imitar aquellas estrategias que fueron usadas por todas las asesorías (aunque inicialmente no estuviera en sus propuestas), como sería el uso de libretos o guiones para alumnos y profesores. Sin perjuicio de esto, hay que reconocer la necesidad de mejorar la formación inicial de los profesores y de entregar textos bien evaluados." Parece de perogrullo, pero este es el nivel de análisis de la situación actual de la educación en Chile. Elías Reyes es categórico en su declaración, sin embargo me inquieta conocer cómo se va hacer cargo el Mineduc en los establecimientos municipalizados. Helio Vásquez afirma que "los resultados SIMCE muestran que las escuelas focalizadas por el MINEDUC mejoran más (y no empeoran) en porcentajes importantes, como lo hacen las escuelas similares que no reciben apoyo ministerial." No me queda tan claro despues de los resultados obtenidos de las asesorías de ONG's y U'es que no "dieron el ancho". En fin, insisto que la revolución educativa, la más grande educación educativa no se diseña entre los mismos de siempre, sobre todo despues de haber experimentado por senderos que no han dado frutos y que han sido carísimos para el pais.- Abramos la participación ciudadana a los que se interesan por la educación en Chile. La invitación es a crear estos espacios... gbc
Estimado Señor Brunner: ¡¡Sin comentarios!! Sólo felicitaciones y agradecimientos por su generosidad al exponer libre y gratuitamente sus publicaciones y clases.
1. Respecto al tipo de supervisión, habría que diseñar un sistema que permita llegar al interior de la sala de clase con supervisores profesionalmente preparados y en condiciones de evaluar y apoyar a los docentes en sus prácticas pedagógicas. Los británicos tienen un sistema así; nosotros podríamos partir experimentando en unas pocas comunas y luego hacer un esfuerzo serio por formar supervisores para cambiar en seguida el modelo que hoy tenemos. 2. En relación a lo planteado por don Elías, estoy de acuerdo con su idea de que un tema clave ahora es el de la formación y desarrollo profesional de los docentes. Por eso mismo, justo hoy he puesto un posting en el Blog que se refiere a este asunto. 3. Guillermo, comparto mucho --y me alegran siempre-- tus contribuciones; aunque me pregunto cómo imaginas aquello de formular políticas al margen de lo que llamas "entre los mismos de siempre". Tenemos una limitada capacidad en el país de cuadros técncios y de gente dispuesta a trabajar con pasión en el servicio de la reforma educacional. Con todo, este grupo ha ido aumentando con los años y, me parece, ha existido una relativa movilidad de dichos cuadros. 4. Muchas gracias, Alejandro! JJB
Mi experiencia desde el sector privado ha sido privada de oportunidades para desplegar los servicios que hemos desarrollado. Basta revisar alguno de nuestros desarrollos en los últimos 5 años y constatar la escasa o más bien nula aplicabilidad que hemos podido entregar al no tener accesos a financiamientos o presupuestos. Sin embargo si han podido concurrir otros, para no decir los mismos, que muchas veces se han repetido el plato, sin resultados que indiquen que deban ser ellos los mismos de siempre... gbc
Con relación a la propuesta de configurar un servicio de Supervisión que llegue al aula, con altas competencias técnicas, me preocupan los siguientes aspectos. 1. Cobertura del efecto supervisión, dada la cantidad de cursos y docentes a ?retroalimentar? técnicamente. 2. Sustentabilidad de la mejora. Ello tomando en cuenta la alta rotación docente de las escuelas focalizadas, atendidas por la supervisión. 3. Si la experiencia de las escuelas efectivas enseña la importancia del protagonismo, liderazgo y responsabilidad de líderes institucionales del Establecimiento Educacional, principales y permanentes supervisores del quehacer docente ¿no tendrá mayor efectividad el desarrollo de una práctica supervisora que potencie sus competencias, en un marco de mejora de los procesos institucionales, donde todos los actores se encuentren comprometidos con ella? Ello no implica renunciar a la supervisión de aula, pero el sentido de ella debe estar en potenciar el liderazgo del Director y Jefe Técnico. 4. ¿Cuál es el grado de especialización que deberían tener los supervisores, de modo de entrar con propiedad y autoridad al aula a opinar sobre didáctica específica de lenguaje, matemática, ciencias, etc.?
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar